Sugieren evitar ciertos alimentos para combatir migrañas

Según afirmaron médicos y expertos, existen ciertos alimentos que pueden intensificar ese trastorno. Los pacientes que lo padezcan deben seguir un plan alimenticio determinado.

Según un estudio del Grupo de Trabajo de Cefaleas de la Sociedad Neurológica Argentina (SNA), las personas que sean susceptibles a sufrir migrañas deben concretar las cuatro comidas diarias establecidas y evitar ciertos alimentos que causan el trastorno.

Al mismo tiempo, el informe añadió que los pacientes que sufren de dolor de cabeza deben seguir un plan alimenticio, ya que una dieta saludable igualmente puede contener sustancias capaces de desencadenar migrañas.

“Los malos hábitos alimenticios como el ayuno pueden desatar una crisis migrañosa que durante el día dificultará las tareas, incluso llegar a anularlas deteriorando la calidad de vida” afirmó el neurólogo Pablo Schubaroff, integrante de la SNA.

En ese sentido, precisó que “el ayuno es aludido por el 40% de las personas como causante de dolor de cabeza y un 20% reconoce a un factor alimentario como disparador del dolor de cabeza”.

Por su parte, el profesional señaló que para las personas con dolores de cabeza frecuente “es recomendable que dentro de los lácteos elijan quesos descremados o enteros que sean blandos o untables, la leche fluida o en polvo y evitar los quesos duros, el yoghurt y la leche chocolatada”.

Schubaroff insistió que “es importante que quienes sufren migrañas cumplan las cuatro comidas diarias y si se incluye carnes, evitar los embutidos y congelados”.

En cuanto a los vegetales y frutas, recomendó “evitar el tomate, la espinaca, la acelga, la banana, los cítricos, el kiwi y la frutilla y optar por zapallitos, lechuga, berenjena, coliflor, papa y ahora en el verano aprovechar la época de durazno, damascos, ciruelas, ananá, sandía y melón”.

“Las bebidas alcohólicas pueden actuar como desencadenante de grandes crisis migrañosas, tanto inmediatas por consumo abusivo o al día siguiente de la ingesta, bajo lo que se conoce como resaca”, apuntó Schubaroff.

Por eso, consideró que “hay que evitar consumir ciertos alimentos cuando se sufre de dolor de cabeza y seguir un plan sano, de acuerdo con las indicaciones médicas según la asiduidad de las migrañas”.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Vinculan las bebidas azucaradas con un aumento en la grasa abdominal profunda

Y ese tipo de grasa se asocia con el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiaca, informan unos investigadores

healthfinder.gov

Las personas que beben bebidas azucaradas todos los días tienden a acumular más grasa abdominal profunda con el tiempo, sugiere una investigación reciente.

El estudio de más de mil adultos halló que los que bebían al menos una bebida endulzada con azúcar al día tenían un aumento más marcado en la grasa abdominal profunda en los seis años siguientes.

Los investigadores dijeron que los resultados son preocupantes porque ese tipo de grasa, conocida como grasa visceral, rodea a varios órganos vitales y es particularmente malsana.

“La grasa visceral es el tipo que se asocia íntimamente con los riesgos de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiaca”, advirtió Alice Lichtenstein, vocera de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA), que no participó en el estudio.

Los hallazgos, publicados el 11 de enero en la revista Circulation, distan mucho de ser los primeros en conectar a las bebidas azucaradas con consecuencias de salud. Investigaciones anteriores ya habían encontrado que las personas que consumen muchas bebidas azucaradas tienden a tener unas tasas más altas de diabetes y enfermedad cardiaca.

Pero los nuevos hallazgos sugieren un “mecanismo” subyacente, dijo el investigador líder, Jiantao Ma, del Estudio Cardiaco de Framingham y de la Rama de Ciencias de la Población del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.

Los resultados del estudio se basan en 1,003 adultos de mediana edad que participaron en un estudio más grande sobre la salud cardiaca. Los investigadores usaron TC para medir los niveles de grasa visceral de cada participante, al inicio del estudio y de nuevo seis años más tarde.

Al inicio, el 13 por ciento del grupo del estudio dijeron que bebían al menos una bebida endulzada con azúcar cada día. Y en promedio, esos hombres y mujeres mostraron el mayor aumento en la grasa visceral durante los seis años siguientes.

En comparación con las personas que nunca consumían bebidas azucaradas, los que las consumían a diario acumularon alrededor de un 27 por ciento más de grasa visceral, hallaron los investigadores.

Esto no prueba que las bebidas azucaradas en sí tuvieran la culpa del aumento en la grasa, dijo Ma.

Su equipo tomó en cuenta otros factores, como la edad, los hábitos de ejercicio, el peso corporal y la ingesta calórica diaria de las personas. Y es difícil culpar solo a un hábito de la dieta, dijo Ma.

Lichtenstein se mostró de acuerdo en que es probable que las personas que consumen muchas bebidas azucaradas tengan otros hábitos poco saludables.

“Las personas que consumen mucho azúcar añadido también tienden a comer menos verduras, a hacer menos ejercicio, y pueden ser más propensas a fumar”, planteó.

Las bebidas endulzadas con azúcar son solo una parte de un panorama más amplio, dijo Lichtenstein. Pero añadió que eliminar esas bebidas es una forma “fácil” de reducir el azúcar en la dieta.

“Es una manera de realizar un cambio positivo en el estilo de vida”, aseguró Lichtenstein. “Y no es difícil. Por cada bebida endulzada con azúcar, hay una opción sin calorías”.

Según la AHA, una lata de 12 onzas (355 mililitros) de refresco regular contiene unas 132 calorías de azúcar añadido.

Los hallazgos llegan poco después de las más recientes recomendaciones dietéticas de EE. UU., publicadas el jueves. Por primera vez, señaló Ma, las directrices se dirigen específicamente a los azúcares añadidos, y exhortan a los estadounidenses a consumir menos del 10 por ciento de sus calorías diarias a partir de esos endulzantes.

Estos últimos hallazgos respaldan a esa recomendación, según Ma.

Los investigadores no encontraron ninguna conexión entre la ingesta de refrescos de dieta y la acumulación de la grasa visceral. (Solo tenían datos sobre los refrescos de dieta, no de otras bebidas sin calorías).

Eso es tranquilizador, según Lichtenstein, porque algunos estudios anteriores han encontrado una conexión entre los refrescos de dieta y efectos nocivos para la salud, como un mayor riesgo de diabetes tipo 2. Pero eso, dijo, probablemente refleje el hecho de que muchas personas comienzan a beber bebidas de dieta porque ya tienen sobrepeso u otros factores de riesgo de la diabetes.

“Este estudio no respalda esos hallazgos anteriores sobre los refrescos de dieta”, comentó Lichtenstein.

{ Comments on this entry are closed }

Dieta para un pecho ¡diez! [25-12-15]

by nutricion on 25/12/2015

in Nutricion

 

Dieta para un pecho ¡diez!

Todas las mujeres queremos lucir un pecho sano y bonito, los ejercicios y cuidados externos son fundamentales, pero puedes llegar a sorprenderte si los combinas con una dieta rica en determinados alimentos. ¿Quieres saber cuáles son?

FRUTAS Y HORTALIZAS

La mujer debe incluir en su dieta frutas y verduras a diario, principalmente favorables para aumentar la belleza del pecho son los albaricoques frescos y secos, cítricos, plátanos y zanahorias, ya que contienen gran cantidad de vitaminas A, E y C que luchan contra el envejecimiento de la piel.

LA FIBRA

Pan de salvado, galletas de cereales integrales y legumbres, contienen fibra que mantiene en forma nuestro sistema hormonal.

Puedes incluir cereales integrales en tu desayuno (especialmente favorable la avena) y optar por las legumbres en el almuerzo, a no ser que prefieras emplearlas en ensalada para la cena.

SELENIO PARA UN PECHO TERSO Y SANO

Las nueces del Brasil y la levadura de cerveza son ricas en selenio, fundamental para mantener la piel del pecho joven y elástica.

COLES PARA PREVENIR EL CÁNCER DE MAMA

Numerosos estudios confirman que la familia de las coles, como la lombarda, la coliflor o el brócoli, gracias a su contenido en “sulforafano” ayudan a prevenir y tratar el cáncer de mama.

BEBIDAS

Gracias a su contenido en antioxidantes, el consumo moderado de vino y las infusiones de té verde y blanco, complementan la alimentación ideal para mantener un escote envidiable.

 

nutricion7.comDieta para un pecho ¡diez!

Todas las mujeres queremos lucir un pecho sano y bonito, los ejercicios y cuidados externos son fundamentales, pero puedes llegar a sorprenderte si los combinas con una dieta rica en determinados alimentos. ¿Quieres saber cuáles son?

FRUTAS Y HORTALIZAS

La mujer debe incluir en su dieta frutas y verduras a diario, principalmente favorables para aumentar la belleza del pecho son los albaricoques frescos y secos, cítricos, plátanos y zanahorias, ya que contienen gran cantidad de vitaminas A, E y C que luchan contra el envejecimiento de la piel.

LA FIBRA

Pan de salvado, galletas de cereales integrales y legumbres, contienen fibra que mantiene en forma nuestro sistema hormonal.

Puedes incluir cereales integrales en tu desayuno (especialmente favorable la avena) y optar por las legumbres en el almuerzo, a no ser que prefieras emplearlas en ensalada para la cena.

SELENIO PARA UN PECHO TERSO Y SANO

Las nueces del Brasil y la levadura de cerveza son ricas en selenio, fundamental para mantener la piel del pecho joven y elástica.

COLES PARA PREVENIR EL CÁNCER DE MAMA

Numerosos estudios confirman que la familia de las coles, como la lombarda, la coliflor o el brócoli, gracias a su contenido en “sulforafano” ayudan a prevenir y tratar el cáncer de mama.

BEBIDAS

Gracias a su contenido en antioxidantes, el consumo moderado de vino y las infusiones de té verde y blanco, complementan la alimentación ideal para mantener un escote envidiable.

mujerdeelite.com

{ Comments on this entry are closed }

 

Claves para cocinar alimentos en las fiestas sin riesgos para la salud

tiempo.hn

Cada día, más de 210.000 personas padecen un episodio de enfermedad transmitida por alimentos en América, y casi la mitad son niños menores de 5 años.

Durante las fiestas, el riesgo de padecerlas aumenta por la inadecuada manipulación y refrigeración de comidas que se preparan con anticipación y en cantidad.

Para evitar enfermedades, la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) recomienda seguir cinco medidas, a modo de claves para preparar los alimentos en forma segura, inocua y saludable.

Los alimentos consumidos en los hogares son responsables de un tercio de los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos y una gran proporción de los episodios de enfermedades transmitidas por los alimentos son causados por la contaminación bacteriana de alimentos, como resultado de malas prácticas en la manipulación de alimentos.

Además de los niños, las embarazadas, los inmunosuprimidos y los adultos mayores son los más vulnerables a estas enfermedades.

Los síntomas de una enfermedad transmitida por alimentos incluyen dolor abdominal, diarrea, náuseas, escalofríos, fiebre y dolor de cabeza, según la OMS.

En algunos casos, la enfermedad puede ser fatal.

LAS CINCO CLAVES PASO A PASO:

1. Utilice agua y alimentos seguros

Use agua potable o tratada para que sea seguro; seleccione alimentos sanos y frescos; elija alimentos procesados por seguridad, como la leche pasteurizada; lave las frutas y verduras, especialmente si se comen crudas; no utilice alimentos después de su fecha de caducidad.

2. Mantenga las manos, utensilios y superficies limpias

Lávese las manos antes de manipular los alimentos y a menudo durante la preparación de los mismos; lávese las manos después de ir al baño; limpie todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos; proteja las áreas de cocina de insectos, roedores y otros animales.

3. Cocine bien los alimentos

Cocine completamente los alimentos, especialmente carne, pollo, huevos y mariscos; hierva los alimentos como sopas y guisos a ebullición. Para la carne y las aves de corral, asegúrese de que los jugos sean claros y no rosados; recalentar completamente la comida cocinada.

4. Mantenga los alimentos a temperaturas seguras

No deje alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas; refrigere inmediatamente los alimentos cocinados y perecederos (preferiblemente por debajo de 5°C); mantenga la comida bien caliente (más de 60ºC) hasta el momento de servirla; no guarde comida mucho tiempo en el frigorífico; no descongele los alimentos congelados a temperatura ambiente.

5. Separe los alimentos crudos de los cocidos

Separe siempre los alimentos crudos (especialmente las carnes y pescado) de los cocidos; utilice diferentes utensilios, como cuchillos y tablas, para preparar alimentos crudos y cocidos; almacene los alimentos en recipientes para evitar el contacto entre alimentos crudos y preparados.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Cuánto calcio es necesario para garantizar la salud de los huesos

La ingesta insuficiente de calcio durante ciertas etapas de la vida de la mujer, puede aumentar el riesgo de fractura no traumática (o ante traumas mínimos) en la juventud

Así lo afirmaron expertos de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF), en el marco de las actividades por el Mes de la Osteoporosis, que se celebra en todo el mundo durante octubre.

El profesor doctor José Zanchetta, director científico de la IOF para América Latina, reveló que “comúnmente se asocia a las fracturas con la osteoporosis en mujeres que ya pasaron su menopausia. Sin embargo, no son privativas de la madurez: las mujeres jóvenes sanas también se fracturan por causas no traumáticas, y ello puede ocurrir por una ingesta de calcio que no llega a cubrir los requerimientos nutricionales mínimos”.

El especialista reveló que “lamentablemente se observan fracturas en chicas jóvenes embarazadas y en madres que amamantan pero que no se alimentan en forma adecuada. Estas chicas suelen comenzar sus embarazos con bajos índices de masa corporal, siendo muy delgadas. Una fractura vertebral en una mujer de 30 años es irrecuperable, predispone a sufrir otra fractura posterior, y podría prevenirse fácilmente ingiriendo regularmente lácteos, productos fortificados y otros alimentos con calcio, además de vitamina D y actividad física”.

En la Argentina, la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNYS) de 2007 mostró que el 94,3 por ciento de las mujeres argentinas de 10 a 49 años de edad tienen una ingesta inadecuada de calcio. La mediana de ingesta de calcio en la muestra nacional fue 367 miligramos, en lugar de los 1000 miligramos recomendados. En embarazadas, el consumo promedio de calcio fue de 446 miligramos diarios, observándose un déficit en el 88,5% de los casos.

“Durante el embarazo y la lactancia, es imprescindible aumentar la ingesta de calcio, porque el bebé lo utiliza para la formación de su esqueleto, y naturalmente la mujer pierde hueso para satisfacer esa demanda”, comentó la doctora María Belén Zanchetta, médica endocrinóloga y osteóloga, coordinadora médica del Instituto de Investigaciones Metabólicas (IDIM). “Nos encontramos muchas veces con mujeres jóvenes, sanas y muy delgadas que se embarazan y de repente, al mes de amamantar a su hijo, sienten un dolor fuerte de espalda, un ‘crack’, y siguen adelante sin saber que acaban de sufrir una fractura vertebral. Amamantar es una decisión inteligente y muy recomendable, pero para ejecutarla es necesario asegurar la correcta nutrición de la madre”.

“La mujer joven debe cuidar sus huesos mediante hábitos saludables, porque hasta los 25 años el esqueleto se sigue formando y crece; si se llega a esa edad con un pico de masa ósea insuficiente, es irrecuperable; aumenta el riesgo de osteoporosis en la postmenopausia y, por consiguiente, de fracturas”, comentó la especialista.

Por su parte, la licenciada Laura Gear, nutricionista del IDIM, explicó que alcanzar el nivel de calcio adecuado mediante la alimentación no es difícil, pero la mayoría no cubre estos requerimientos. Una mujer adolescente, embarazada o amamantando necesita al menos 1300 miligramos diarios de calcio, que se obtienen con un trozo de queso fresco, un yogur fortificado con calcio y leche para cortar infusiones. El calcio que aporta el yogur se absorbe mejor que el de la leche y el queso”.

Además, es necesario realizar actividad física en forma regular, y recibir vitamina D, ya sea mediante una exposición diaria de unos 15 minutos al sol o mediante suplementos vitamínicos. Otras medidas importantes son reducir el consumo de alcohol y de cigarrillo.

La experta mencionó que “la población general tiene un requerimiento diario de unos 1000 miligramos diarios. Si bien lo ideal es que el consumo sea diario y fraccionado a lo largo de la jornada para una mejor absorción, alcanza con que la ingesta semanal sea la adecuada. Lo importante es incorporar a la alimentación habitual el calcio, como un integrante natural de la mesa”.

Huesos en riesgo

Existen condiciones que ‘roban’ hueso en la juventud: los desórdenes alimentarios como la anorexia nerviosa, el alcoholismo (cada vez más prevalente), ciertos medicamentos como los corticoides, cuando se deben utilizar en altas dosis, por vía oral y en forma prolongada (por ejemplo, en afecciones autoinmunes como artritis reumatoidea o lupus), algunos trastornos endocrinológicos, y las irregularidades crónicas de los ciclos menstruales en general.

“La mujer en edad fértil cuenta con una hormona que es un verdadero ‘guardián del esqueleto’: el estrógeno”, declaró Zanchetta.

“Cuando se alteran los ciclos menstruales por mucho tiempo, se pierde esa protección, lo que lleva a un mayor riesgo de fractura. No obstante, la buena noticia es que cuando esta situación se presenta en la juventud, por lo general es posible restablecer la salud ósea en forma casi óptima con sencillas intervenciones”.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Guía con 10 consejos para una buena alimentación del Ministerio de Salud

clarin.com

El Ministerio de Salud publicó una nueva guía con 10 consejos para llevar una buena alimentación elaborada por un amplio panel de referentes en la temática alimentaria a nivel nacional.

A través de los mensajes y una gráfica que sintetiza la información se busca alentar el mejor perfil de consumo de alimentos. Desde la cartera sanitaria sostienen que “las guías alimentarias adaptan los conocimientos científicos sobre requerimientos nutricionales y composición de los alimentos, en una herramienta práctica que orienta a la población para una correcta selección y consumo de alimentos”.

En la elaboración de la guía trabajó un panel de expertos conformado por especialistas de la Federación Argentina de Graduados en Nutrición, la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas, del Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil, de la Sociedad Argentina de Nutrición Clínica, del Centro de Estudios sobre Economía y Estudios de la Alimentación (CEPEA) y de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios (SAOTA). También participaron referentes del ámbito académico y de organismos públicos como el Instituto Nacional de Alimentos (INAL/ANMAT) y de los ministerios de Desarrollo Social y de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Los 10 consejos:

1- Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física.

La recomendación incluye la realización de cuatro comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena) en las que se deben incluir verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur o queso, huevos, carnes y aceites). Las porciones deben ser moderadas, hay que comer tranquilo y en lo posible acompañado. Preferir alimentos preparados en casa en lugar de procesados.La actividad física puede ser moderada continua o fraccionada todos los días para evitar el sedentarismo.

2- Tomar a diario ocho vasos de agua.

Beber al menos dos litros de líquidos al día, sin azúcar, preferentemente agua. No esperar a tener sed para hidratarse. Y usar agua segura para cocinar y lavar alimentos.

3- Consumir a diario cinco porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores.

Una buena regla para incorporarlos: medio plato de verduras en el almuerzo, medio en la cena y dos o tres frutas a lo largo del día. Optar por vegetales de estación (son más accesibles y de mejor calidad). El consumo de frutas y verduras habitual disminuye el riesgo de padecer obesidad, diabetes, cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares.

4- Reducir el uso de la sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio.

Cocinar sin sal y limitar el agregado en el plato. Tip: evitar el salero en la mesa. Se puede reemplazar por condimentos varios (pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano, etc.). Los fiambres, embutidos y alimentos procesados (caldos, sopas y conservas) contienen elevada cantidad de sodio. Leer las etiquetas antes de comprar. Disminuir el consumo de sal ayuda a prevenir la hipertensión, las enfermedades vasculares y renales, entre otras.

5- Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal.

Limitar el consumo de golosinas, productos de pastelería y copetín, bebidas azucaradas (y de azúcar agregada a las infusiones), manteca, margarina, grasa animal y crema. En caso de consumirlos, elegir porciones chicas. El exceso predispone a la obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otras.

6- Consumir diariamente, leche, yogur o queso, preferentemente descremado.

Incluir tres porciones al día de leche, yogur o queso (preferentemente blandos y con menor contenido de grasas y sal). Este grupo de alimentos es fuente calcio, necesario en todas las edades.

7- Al consumir carnes, quitarles la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo.

La porción de carne diaria equivale a la palma de la mano. Frecuencia semanal ideal: pescado, dos veces o más; otras carnes blancas, dos veces; y carnes rojas hasta tres veces. Cocinar bien, hasta que no queden partes rojas o rosadas para evitar enfermedades transmitidas por alimentos. E incluir hasta un huevo por día si no se consume la suficiente carne.

8- Consumir legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca.

Las legumbres (arvejas, lentejas, soja, porotos y garbanzos, entre otros) y cereales (arroz integral, avena, maíz, trigo burgol, cebada, centeno, etc.) son una buena alternativa para reemplazar la carne en algunos platos. Lavar bien la papa y la batata antes de la cocción y cocinarlas con cáscara.

9- Consumir aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas.

Utilizar dos cucharadas al día de aceite crudo. Optar por otras formas de cocción antes que la fritura. En lo posible, alternar de girasol, maíz, soja, girasol alto oleico, oliva y canola). Usar al menos una vez por semana un puñado de frutas secas sin salar (maní, nueces, almendras, avellanas, castañas, etc.) o semillas (chía, girasol, sésamo, lino, etc.).

10- El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable. Los niños, adolescentes y mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitarlas siempre al conducir.

El consumo responsable implica: dos medidas en el hombre y una en la mujer como máximo al día.

{ Comments on this entry are closed }

 

El jugo de granada ayuda a los pacientes renales: estudio

Los beneficios para la salud que se le atribuyen al jugo de granada serían ciertos, al menos en los pacientes renales en diálisis, según informó un equipo de expertos de Israel.

Los investigadores hallaron que los pacientes renales que bebían unas tazas del jugo por semana tenían menos posibilidad de desarrollar infecciones, la segunda causa de muerte en los más de 350.000 estadounidenses en diálisis.

Los resultados, presentados en la reunión de la Sociedad Estadounidense de Nefrología, en Denver, conocida como Semana Renal, aún no fueron vetados por expertos independientes.

“Es un estudio que intriga”, dijo el doctor Frank Brosius, director de la División de Nefrología del Sistema de Salud de la University of Michigan, que no participó del estudio. “No conozco nada que tenga un efecto tan grande”, dijo a Reuters Health, y advirtió que otros centros deberían tratar de replicar el estudio.

Esto aparece luego de que en Estados Unidos se probara la falsedad de un aviso de POM Wonderful, que le atribuía a sus productos de granada beneficios contra toda enfermedad, desde cardiopatías hasta cáncer de próstata y disfunción eréctil.

El equipo israelí de Batya Kristal, del Western Galilee Hospital, en Nahariya, no usó el jugo de POM, sino un producto comercializado como Naturafood.

En ensayos de laboratorio, aclaró Kristal a Reuters Health, esa marca fue la que más contenido tenía de antioxidantes, los polifenoles, que reducen el daño celular que causan los radicales libres. Los antioxidantes están en las frutas y las verduras, como el arándano o el brócoli.

“El jugo de granada demostró en estos tres años que contiene los niveles más altos de polifenoles entre una gran variedad de productos. Mucho más que el vino tinto, por ejemplo”, dijo Kristal.

El equipo probó si una dieta rica en antioxidantes ayudaría a los pacientes con insuficiencia renal porque la cantidad de radicales libres en sangre aumenta a medida que la sangre circula por la máquina de diálisis. Eso, a la vez, elevaría la inflamación del tejido.

En el estudio, realizado con fondos del Ministerio de Salud de Israel, a 101 pacientes se les indicó al azar beber un jugo placebo parecido al jugo de granada o el jugo real.

Tras beber media taza tres veces por semana durante un año, el grupo tratado con el jugo real tuvo una reducción de las moléculas inflamatorias en sangre. Además, necesitó menos consultas hospitalarias.

“Hallamos una reducción significativa de las internaciones por infecciones: más de un 40 por ciento en la primera hospitalización y un 80 por ciento en la segunda”, detalló Kristal.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

¡Mujer olvídate del estrés! Estos alimentos te ayudan a relajarte

Deja el estrés a un lado comiendo estos alimentos que te ayudarán a mantenerte zen, aunque no lo creas existen productos naturales que te llevan a ese estado.

peru.com

Aunque no lo creas lo que comemos influye en nuestro ánimo. Así que, si quieres dejar el estrés a un lado debes consumir estos alimentos y olvidar la comida chatarra para que tu cuerpo se encuentre más relajado. Ya que, cómo sabrás las comidas llenas de grasas o azucares no son una opción muy saludable, y son las culpables de sentirnos cansadas y muy pesadas.

No obstante, existen alimentos, que tienen propiedades que le dan a nuestro organismo un me mejor estado de ánimo. Como dice la frase, “somos lo que comemos”. Así que, te has puesto a pensar que tanto estás haciendo para que tu cuerpo, tú, se sienta mejor.

Busca la forma de incluir estos alimentos en tu comidas, quizá en el desayuno, almuerzo, cenas, quizás en una merienda de media mañana, la cuestión que es los tengas presentes en tu día a día, verás los cambios en ti con el tiempo.

Estos son algunos de los alimentos que te ayudarán a estar bien:

Espárragos: Los espárragos constituyen una excelente fuente de fibra, ácido fólico y vitamina B, que puede ayudar a controlar los niveles de estrés de nuestro cerebro. También contienen triptófano, un aminoácido relacionado con la serotonina que es importante para mejorar nuestro estado de ánimo.

Avena: Los granos de la avena llevan hidratos de carbono que ayudar a promover el flujo de serotonina, la hormona “calmante” que nos ayuda a relajarnos.

Acelgas: La acelga es uno de los productos que la naturaleza nos dio para relajarnos. Gracias a su gran contenido en magnesio, disminuye la fatiga y el estrés. Esta verdura, además, es rica en vitaminas C y E, que ayudan a disminuir el estrés oxidativo que involucra enfermedades cardiovasculares, en el Parkinson y en el Alzheimer.

La palta: La palta está llena de vitamina B, esencial en la producción de energía y en la creación de glóbulos rojos. Esta vitamina ayuda a los neurotransmisores del cerebro, lo que puede mejorar nuestro estado de ánimo. Además, también son ricos en grasas monoinsaturadas que ayudan a regular la presión arterial.

Almendras: Si el trabajo te produce estrés, te recomendamos que te lleves a la oficina una bolsita de almendras, ya que son una gran fuente de magnesio, uno de los minerales más importantes que, entre otras cosas, ayudan a controlar la presión arterial. El magnesio juega un papel importante a la hora de relajar el sistema nervioso y evitar esos dolores de cabeza que nos entran cuando estamos demasiado estresados.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas